COLUMNAS:

Buscar columnas:

Ingrese un criterio de búsqueda:


Temas Expansiva UDP


Columnas

Abordar la salud en una sociedad que envejece

Marcos Vergara

Publicada el: 11/06/2008


La Segunda, miércoles 11 de junio de 2008

La disminución de la tasa de la mortalidad desde 1920, sumada al descenso de la natalidad en la década de los años 60 y al incremento sostenido de la esperanza de vida desde mediados del siglo XX, son todos hitos que confluyen para dar paso a un avanzado proceso de transición demográfica en la sociedad chilena, el que hoy nos hace caminar por la senda del progresivo envejecimiento poblacional.

Si bien, actualmente los adultos mayores representan una “minoría creciente” de la población, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) su ritmo de crecimiento es superior al del resto de los segmentos etarios. Así, si nos seguimos basando en los datos del INE tendremos que en 2020 la cifra de personas mayores en Chile será de un 20%, en tanto que en 2050 se estima ascenderá a un 30%. Como dato de referencia podemos agregar que, pese a que hoy el porcentaje de personas mayores en Chile es menor al de Estados Unidos, a mediados de este siglo éste superaría al de de ese país anglosajón, dadas las tasas de crecimiento de ese grupo.

Prestar atención a la información que se esconde detrás de estas estadísticas no es un ejercicio menor, ya que ella, en primer lugar revela la estructura poblacional actual de nuestra sociedad, dando cuenta de las necesidades y temas sociales vigentes y, en segundo, nos acerca a diversos fenómenos que derivarán de esta situación. Todo lo anterior, se vuelve fundamental al minuto de diseñar políticas públicas realmente últiles y acordes a la realidad nacional.

Si las proyecciones se cumplen, el hecho de que avancemos hacia convertirnos en una sociedad envejecida implica diversos desafíos, los que no solo tienen que ver con dar respuestas que satisfagan las necesidades de un número superior de adultos mayores. En términos de salud, las políticas que es necesario adoptar para hacer frente a las demandas de este segmento -hoy y en el futuro- implican necesariamente adoptar un enfoque multidisciplinario en que confluyan las familias, las empresas, el Estado y la sociedad, promoviendo condiciones y estilos de vida saludables en la ciudad, la escuela, el hogar y el trabajo; creando condiciones para mejorar la calidad de vida de los más viejos.

Dado que una mayor esperanza de vida no es sinónimo de mejor calidad de vida, una preocupación sobre la salud de los adultos mayores en Chile se vuelve hoy sumamente relevante, más aún si se considera que los adultos mayores hacen referencia a ello como uno de los factores más significativos en